Contact
Subscribe to our newsleter
Free Design Software
rfq rfq

FICHA TÉCNICA

  • Burgos
  • España
  • 2006 - 2010
  • Arquitecto:
    Juan Navarro Baldeweg, Navarro Baldeweg Asociados
  • Promotora:
    Junta de Castilla y León
  • Constructora:
    Ortiz Construcciones y Proyectos (constructora general)
  • Fotos:
    Museo de la Evolución Humana, Burgos

ENLACES


  Ficha de producto: Perfiles estructurales de acero
  Ficha de producto: Barra corrugada

Museo de la Evolución Humana en Burgos


Este moderno complejo arquitectónico en la ciudad española de Burgos busca reproducir la Sierra de Atapuerca, un sitio arqueológico de gran importancia en la región. ArcelorMittal suministró el acero para la característica estructura roja en las fachadas laterales del museo, además de barras corrugadas y mallazo para la armadura del hormigón.

El Complejo de la Evolución Humana consiste en tres edificios concebidos como volúmenes acristalados y separados por calles estrechas. El museo constituye el elemento central y está flanqueado por el Centro Nacional de Investigación Humana (CENIEH) y el Palacio de Congresos y Auditorio Fórum Evolución Burgos.

El museo muestra hallazgos de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, ubicada al este de Burgos. En algunas de las cuevas de la sierra se encontraron fósiles y herramientas de piedra de las civilicaciones más antiguas del oeste de Europa que probablemente datan de hace 1,2 milliones de años. Debido a la importancia de estos hallazgos, la UNESCO nombró el Parque Arqueológico de Atapuerca Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

Concepto arquitectónico

El proyecto fue desarrollado por el arquitecto y pintor español Juan Navarro Baldeweg y expresa la apuesta de Burgos por la modernidad. Según el concepto arquitectónico, el Complejo de la Evolución Humana interpreta la evolución como algo íntimamente incorporado al territorio, al suelo, a los estratos geológicos y a la naturaleza en general, que es el marco de referencia de toda vida y la depositaria de información, contenedora de un conocimiento que hay que excavar literalmente.

El proyecto arquitectónico busca reproducir la Sierra de Atapuerca en la ciudad de Burgos. Para ello, el complejo está situado en una plataforma elevada, a 5 m del nivel de calle con acceso a través de una rampa. Esta elevación está ajardinada con vegetación autóctona de la sierra y baja en terrazas al río Arlanzón. En el acceso principal al museo, en lo alto de la plataforma, se creó un mirador panorámico al centro histórico de la ciudad.

Al entrar en el edificio, la sensación de continuidad marca la experiencia del visitante. Las fachadas acristaladas permiten una conexión visual con el exterior y los edificios adyacentes. El complejo está generosamente iluminado por luz natural, lo que proporciona la sensación de transparencia, amplitud y apertura hacia la comunidad.

Cuatro módulos inclinados y ajardinados contribuyen a la idea de la sierra en la ciudad y las secciones longitudinales, que crean los pasillos, imitan los cortes realizados al construir la trinchera del ferrocarril minero a finales del siglo XIX y que dejaron a la luz los restos de cuevas que ahora ayudan a reconstruir el pasado.

El museo, orientado hacia el norte y el sur, es un prisma de 30m de altura, 60m de anchura y 90m de largo. El hall de la entrada es un amplio espacio diáfano y abierto, dominado por la luz, el equilibrio y la pureza de líneas.

Cuenta con una superficie total de 15.000 m2, distribuida en 4 plantas y dedicadas a la exposición permanente, la zona de las exposiciones temporales, salas de talleres, el salón de actos y las instalaciones sanitarias.

Las fachadas consisten en doble acristalamieto y la cubierta permite que entre la luz natural, contribuyendo de esta manera a la luminosidad del edificio y su eficiencia energética.

La característica estructura de acero de color rojo apoya la cubierta en las fachadas del este y oeste. ArcelorMittal suministró los perfiles de acero para esta estructura, que no solamente tiene una función de carga sino también simbólica.

Los tres edificios que componen el Complejo de la Evolución cuentan con una estructura mixta de acero y hormigón, para la que ArcelorMittal también suministró las barras corrugadas y mallazos.

Powered by aware