Contact
Subscribe to our newsleter
Free Design Software
rfq rfq

FICHA TECNICA


  • Madrid
  • España
  • Arquitecto:
    Rafael de la Hoz
  • 2007 - 2013
  • Promotora:
    Repsol YPF
  • Fotógrafo:
    Repsol

ENLACES


  Forjados colaborantes: Cofraplus
  Chapa gruesa

Repsol Campus Madrid


La nueva sede principal de la compañía energética Repsol es un moderno conjunto arquitectónico en la capital española. Concebido como un campus universitario, consiste en 4 edificios agrupados alrededor de un jardín central. Destaca en su entorno urbano por los grandes marcos de acero que abrazan los edificios. ArcelorMittal suministró la chapa gruesa para los marcos y la chapa para el forjado colaborante.

123.000 m2 de espacios para oficinas y zonas comunes, diáfanos, flexibles y con mucha luz natural: la nueva sede principal de Repsol ofrece a sus casi 4.000 empleados un ambiente de trabajo confortable y más equilibrado en el que la colaboración y el intercambio de ideas tienen un papel central.

Inspirado por el ambiente de trabajo colaborativo de un campus universitario, el arquitecto madrileño Rafael de la Hoz y su equipo diseñaron un complejo en el que las circulaciónes horizontales dominan a las verticales: los edificios solamente disponen de 5 niveles. De la Hoz retoma el concepto del patio central como punto de encuentro cuya importancia social se puede seguir a través de la historia desde el patio de la casa romana pasando por el claustro medieval hasta los modernos campus univeristarios.

Fue en EEUU donde, después de la Segunda Guerra Mundial, se aplicó por primera vez el concepto del campus universitario al diseño de sedes empresariales. El objetivo era el mismo: crear un espacio de encuentro y fomentar las sinergias entre los diferentes  departamentos y negocios. Un aspecto importante es que los edificios con menos altura no sugieren una estructura jerarquica tan estricta como un rascacielos.

Los edificios en altura normalmente son la única solución en centros urbanos debido al espacio limitado. El hecho de que Repsol dispusiera de un solar en la parte sur del centro de Madrid hizo mucho más fácil la implementación del concepto de campus que requiere un amplio espacio. El jardín central invita a pasear y los edificios están conectados por pasarelas.

Otro criterio importante en el desarrollo de este proyecto fue el principio de "Diseño para Todos"  para conseguir una sede 100% accesible e integrar personas con movilidad reducida para, de esta manera, crear posibilidades iguales para todos.

Imagen industrial
La característica principal de este complejo son los 105 grandes marcos de acero que abrazan los edificios. Estos pórticos o "costillas", que definen la imagen industrial de la compañía energética global, miden cada uno 24 m de altura y pesan unas 50 toneladas.

Constituyen parte de la estructura de los edificios y contribuyen a su estabilidad: son ellos los que permiten los espacios interiores diáfanos. Al mismo tiempo soportan los 45.000 m2 de la fachada acristalada. Los marcos se apoyan directamente sobre un gran zócalo que alberga espacios comunes como el auditorium, servicios de salud y un centro de convenciones.

Pero estos marcos no sólo tienen una función estructural y de imagen, sin que presentan además una solución a un problema muy común en la edificación en España por sus condiciones climáticas: dejan entrar la luz natural, pero no el calor. Las grandes "costillas" protegen la fachada de la luz del sol directa y proyectan sombra sin obstruir la luz.

ArcelorMittal suministró la chapa gruesa para los marcos y la chapa para el forjado mixto: en total se emplearon 20.000 m2 de chapa colaborante de la familia Cofraplus.

Espacios interiores y jardín
Los espacios interiores, diseñados por el Estudio Rosselini, se suman a la idea del campus transparente y abierto. Para conseguirlo, los espacios de oficina abiertos se situan al lado de las fachadas y el mobiliario no supera la altura de la vista. Despachos individuales y salas de reuniones se encuentran en el interior de cada planta.

Aparte del jardín central, el Campus Repsol cuenta con un gran número de terrazas y azoteas, todas ajardinadas.

El jardín central es obra del paisajista Till Latzman. Como elemento imprescindible en el concepto del campus, ocupa un tercio de la superficie total del solar. Se decoró con una variedad de plantas autóctonas, entre ellas artemisas, pinos y tomillo, todas ellas adaptadas al clima seco de Madrid.

Sostenibilidad

El campus ha sido diseñado para ser sostenible, ahorrando cada año unas 22 toneladas de CO2. El 100% de la electricidad es de origen renovable gracias a los 1.700 m2 de paneles fotovoltaicos. Dispone de aparcamiento para bicicletas y de estaciones de carga para coches eléctricos. El agua de la lluvia se almacena y se recicla para el riego de las plantas. El Campus Repsol opta a la certificación de la categoría de oro de LEED; en los próximos meses y años se realizarán estudios y evaluaciones de su eficiencia energética.

Se trata de una sede principal, que, en vez de destacar se quiere integrar en su entorno urbano. La zona alrededor de la calle Méndez Álvaro, anteriormente una zona industrial de Madrid, está siendo transformada y reestructurada, construyendo nuevos edificios de oficinas y residenciales. Por lo tanto era importante no quitarle la luz a los alrededores, objetivo que se logró gracias a los edificios con poca altura.

Powered by aware