Contact
Subscribe to our newsleter
Free Design Software
rfq rfq

FICHA TECNICA

  • Dijon
  • Francia
  • Arquitecto:
    Cédric Vernay
  • 2009 - 2011
  • Ingeniería:
    Seturec
  • Fotógrafo: 
    Seturec

ENLACES


  Plano general
  Perfiles estructurales
  Forjados

Edificio de Oficinas 255


Ganador en año 2009 del concurso para diseñar un edificio que produce más energía de lo que consume promovido por el Consejo Regional de Borgoña (Francia), este edificio de oficinas aspira a convertirse en él de mejor rendimiento energético del sector terciario de esta región. Se construyó con estructura de acero y forjado mixto suministrados por ArcelorMittal Distribution Solutions.

Situado en el nuevo parque empresarial de Parc Valmy, al norte de Dijon, el edificio de oficinas "255" de 3.400m2 se caracteriza por su escaso consumo de energía. Esto se ha conseguido gracias a la elección de los materiales de construcción, a la aplicación de tecnologías estándar de construcción, a primar la construcción de una estructura con una gran inercia, al aislamiento externo y al tratamiento de los puentes térmicos.

Una instalación de paneles fotovoltaicos en el cubierta, con una extensión de 450 m2, convierte el edificio 255 en un "edificio de energía positiva" con una sobreproducción de energía de 20. 000kWh/año.

Sin embargo, este edificio de concepción singular puede no ser una excepción. A pesar de que es un edificio técnicamente muy logrado, el "255" es un modelo que se puede reproducir con facilidad, con un coste similar a una construcción más clásica y con unos costes operativos menores a largo plazo.

SETUREC y otras empresas que ocupan este edificio participan en la reducción del consumo de energía en el sector terciario y por lo tanto van 12 años por delante de las obligaciones legales establecidas en la ley Grenelle II. El objetivo de la legislación francesa con Grenelle del Medio Ambiente I y II es el de fomentar y promover un urbanismo económico que sea consecuente con el espacio y con los recursos energéticos. Establece que desde comienzos del año 2012, todo edificio nuevo de Francia debe tener la clasificación de edificio de bajo consumo energético (con un consumo máximo de 50 kWh/m2). Desde el año 2020 en adelante, toda nueva construcción debe tener un balance energético positivo.

255 – ¿Un edificio de consumo energético bajo, pasivo o incluso con balance positivo?

En teoría el edificio 255 cumple los criterios de edificación con balance energético positivo.

Gracias a su instalación fotovoltaica y a su aerogenerador, el edificio producirá anualmente un 12% más de energía de la que en realidad consume. En los próximos años se aplicarán una serie de medidas con el fin de evaluar el consumo real de energía y en caso de que sea necesario se adoptarán ciertos parámetros con el fin de mantener la clasificación de edificio con un excedente real de  energía.

Principios técnicos de la construcción del 255:

- una fuerte inercia: el objetivo es almacenar el aire caliente o frío gracias a la propia masa del edificio  (suelos, paredes ..)
- tratamiento de los  puentes térmicos: minimización de las fugas de calor  provocadas por defectos en la resistencia térmica en el ensamblaje de 2 materiales diferentes de aislamiento
- la estanqueidad del aire es un requisito importantísimo en un edificio pasivo; el objetivo es crear un edificio totalmente hermético
- la calefacción con aglomerado de madera (pellets), sistemas de ventilación de doble flujo y pozos hidráulicos, entre otras medidas, aseguran el mantenimiento de la temperatura dentro del edificio en invierno y la refrigeración en verano.
- iluminación y equipamiento general: el sistema de iluminación se basa en detectores de movimiento, la iluminación varía en función de la intensidad de luz natural, incorpora la protección solar, recupera el agua de lluvia para uso doméstico, etc.

¿Por qué 255?


Según se dice, los números se le ocurrieron por casualidad al arquitecto en el momento de concebir el edificio. Finalmente, cuando se elaboró el boceto, en la fase de diseño los tres números se hicieron visibles para todo el mundo en los tres miradores blancos que, de alguna manera, sobresalen y resaltan con la fachada de ladrillo rojo.

Su destino quedó sellado definitivamente cuando se recibió el permiso de construcción y hubo que dar al edificio un nombre oficial.

Grandes espacios, luminarias, grandes ventanas y paneles de vidrio en el suelo permiten que la luz y el calor entren en el edificio. Con su fachade de colores cálidos el edificio 255 realmente fue concebido como un espacio para un modesto consumo energético y sin embargo es un edificio moderno, cómodo y acogedor.

El enfoque global no solo concierne al edificio en sí mismo, sino que también tiene como objetivo la concienciación de sus ocupantes  respecto a aspectos medioambientales y al ahorro de energía. Por ejemplo, se les invita a utilizar el transporte público ya que el Parc Valmy está conectado a la red de tranvías desde diciembre de 2012.

Texto: Seturec & Constructalia

Powered by aware