Contact
Subscribe to our newsleter
Free Design Software
rfq rfq

FICHA TÉCNICA


  • ParÍs
  • Francia
  • Arquitecto:
    Cantin Planchez Architectures
  • Finalización: Junio 2011
  • Ingeniería:
    CETBA Ingénierie
  • Constructora:
    TBI SHAM
  • Fotógrafo:
    1-4 ©Luc BOEGLY
    5-7 ©ArcelorMittal FCE

ENLACES


  Situación
  Ficha de producto: Aluzinc®

Edificio residencial Marcadet


Nueve apartamentos y un bajo comercial con fachada de Aluzinc® en el corazón del distrito 18 de París

El emplazamiento de la obra

La calle Marcadet, en la que se sitúa el edificio, es una calle bastante larga del distrito XVIII de París donde conviven edificios arquitectónicos de épocas y tipologías muy diferentes.

La elección de la distribución en la parcela ha sido escogida con la idea de conservar la trama urbana, es decir, la discontinuidad en la alineación de los dos edificios a ambos lados de la parcela:

- Por un lado, el peculiar hotel "Mathagon", de finales del siglo XVIII, ha sido objeto de una rehabilitación integral simultánea a  los trabajos en este edificio de viviendas.

- Por otro lado, un edificio residencial de 10 pisos de los años 70,  retranqueado con respecto a la alineación de la calle, y que deja abierto un hueco en la misma.

El estudio de arquitectura Cantin Planchez ha buscado la continuación de estos volúmenes retranqueados, lo que permite la creación de espacios huecos y patios visibles desde la calle.

Para ello, los arquitectos han dado profundidad al volumen para minimizar su impacto en la calle Marcadet, convirtiendo la fachada en la pieza que hace de articulación con la discontinuidad que supone el hotel adjunto. De esta manera, la fachada principal se ha girado al este y se abre en toda su anchura sobre el patio y los balcones corridos. Las condiciones visuales, la tranquilidad y la exposición al sol son así claramente favorecidas disponiendo casi todas las viviendas de una orientación a doble e incluso a triple fachada.

Un largo brazo de hierro...

Este proyecto también se ha prolongado en el tiempo (2006-2011) ya que antes de presentar la versión definitiva para solicitar el permiso de obra, ha hecho falta reunirse durante meses con todos los estamentos afectados por el mismo (servicios de urbanismo, arquitectos del servicio cultural de patrimonio de edificios de Francia) así como con los vecinos, sorprendidos de encontrarse con un nuevo edificio de viviendas en un barrio de París ya densamente poblado. El proyecto ha evolucionado consiguiendo minimizar su impacto en los edificios colindantes.

Resumiendo, un pequeño proyecto, mucho tiempo invertido, energía y conciliación entre todas las partes, es lo que ha hecho de él un interesante ejercicio que evidencia todos los puntos de vista, a veces contradictorios, de los diferentes actores con los que tienen que lidiar los arquitectos permanentemente para lograr ejecutar un proyecto sin desnaturalizarlo. 

Materiales utilizados

Integrado en la piel del edificio, el Aluzinc®, con sus múltiples posibilidades, juega un papel fundamental.

Con vistas al patio, las fachadas este y norte se han acristalado ampliamente para conseguir más luminosidad y aprovechar las vistas. Entre los huecos, el edificio se ha revestido con una capa de mortero liso blanco, aplicado sobre el aislamiento exterior.

Hacia la calle, las fachadas norte y oeste quedan más cerradas. Han sido ejecutadas con un revestimiento metálico de Aluzinc® que posibilita jugar con la luz y los reflejos de los edificios colindantes. Las fachadas disponen de contraventanas también realizadas en Aluzinc®, que sin embargo han sido perforadas para darles un aire de persianas más contemporáneas y regular así el aporte lumínico y la discreción de las habitaciones. Este proyecto, por tanto, resalta algunas de las propiedades naturales ofrecidas por el Aluzinc®, como son su calidad estética, su poder de reflectancia lumínica y sus posibilidades de transformación final (perforación).

En planta baja, el camino de acceso al vestíbulo del edificio se ha ejecutado en hormigón pulido. El patio se ha cubierto con piezas de mármol blanco para reforzar la luminosidad de este espacio relativamente estrecho y profundo.

El espacio del bajo comercial se ha acristalado en su mayor parte, alternando un acristalamiento claro hacia la calle y verde oscuro hacia el jardín para preservar la independencia entre las zonas comercial y residencial.

Alta calidad medio ambiental

El estudio térmico ha sido elaborado por el técnico André Pouget permitiendo colocar un acristalamiento doble en lugar de uno triple y una ventilación simple sin necesidad de un intercambiador térmico. Soluciones simples para un edificio que aspira a la máxima calificación energética francesa THPE (edificio de eficiencia energética muy alta) con un consumo aproximado de 65 kWh/m2/año.

Por qué de la elección del Aluzinc® para este proyecto?
Respuesta breve del estudio Cantin Planchez.

"Para nuestro proyecto buscábamos un material o un revestimiento que fuese aislante desde el exterior, con una textura a la vez clara y difuminada que no fuese totalmente lisa y que permitiese jugar con la luz, aunque fuese indirecta al estar orientada al norte. Nos hemos decantado por el Aluzinc® que creemos responde a estos criterios ya que ofrece claridad y brillo simultáneamente, y un efecto poroso y cristalino alternativamente. Las contraventanas plegables también son de Aluzinc® y han sido perforadas para darles un aire de persianas más contemporáneas y regular así el aporte lumínico y la discreción de las habitaciones con respecto a los vecinos más próximos. »

Información adiccional:

Promotor: RIVP
Arquitecto: Cantin Planchez Architectures
Gerente de proyecto: Thibault Marca, Architecte
Concurso de 2006 / Proyecto y ejecución: 2006 - 2011
Finalización: Junio 2011 (Etiqueta THPE -CEP 65 kwh/m2)
Ingeniería: CETBA Ingénierie
Ingeniería para estudio térmico: André Pouget (consultor)
Constructora: TBI SHAM
Fachada: Coverbac
Organismo de inspección técnica: Veritas
Bobinas con recubrimiento de Aluzinc® utilizadas: 227m² (superficie útil 950 m²)
Coste total: 2 100 000 euros

Texto: Julien Cescon, ArcelorMittal Flat Carbon Europe

Powered by aware